Menu

Sigue la revolución en el Gobierno: renuncias y echados en cascada

Una ola de renuncias y despidos sacude el Gobierno de Milei. Funcionarios clave abandonan sus cargos en un mes turbulento

La administración de Javier Milei enfrenta una nueva sacudida con una serie de renuncias y despidos de alto perfil. Desde el secretario de Trabajo hasta funcionarios de rango medio, la lista de “víctimas” sigue creciendo. Analicemos quiénes son los últimos en abandonar el barco y qué podría significar para la estabilidad del Gobierno.

La partida más destacada de la semana pasada fue la del secretario de Trabajo, Omar Yasin, quien fue señalado como el chivo expiatorio en la polémica por los aumentos salariales del presidente y otros funcionarios de alto rango. Esta salida, anunciada públicamente por el propio presidente, sumió al Gobierno en una nueva controversia.

Otro golpe llegó con la renuncia “indeclinable” del secretario de Transformación del Estado y Función Pública, Armando Guibert, un colaborador cercano al jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Guibert citó motivos personales para su partida, pero su salida se suma a una lista cada vez más larga de funcionarios clave que abandonan sus cargos.

Entre las salidas que generaron más ruido se encuentra la del jefe de la Casa Militar, Alejandro Guglielmi, quien había servido durante siete años en la Casa Rosada bajo distintas administraciones. Su reemplazo repentina por Sebastián Ignacio Ibañez llamó la atención y generó especulaciones sobre posibles tensiones internas en el Gobierno.

En el ámbito legislativo, la renuncia del secretario de Articulación Federal, Sebastián García de Luca, también llamó la atención. Su salida se produjo tras desacuerdos con el presidente sobre la estrategia de diálogo con los gobernadores, lo que sugiere posibles fisuras en el oficialismo.

Estas renuncias se suman a una lista que incluye a funcionarios de diferentes áreas, desde el Ministerio de Economía hasta la Secretaría de Deportes. La rapidez con la que se están produciendo estas salidas plantea interrogantes sobre la estabilidad y cohesión del Gobierno de Milei en un momento crucial para la gestión.

Con cada renuncia o despido, el Gobierno enfrenta la difícil tarea de reemplazar a funcionarios clave mientras intenta mantener la continuidad en su agenda política. ¿Podrá Javier Milei estabilizar su administración en medio de esta tormenta de cambios? Solo el tiempo lo dirá.

Imágenes por: cortesia