Menu

¿Qué pasó con la ordenanza que sanciona el despacho de combustible a los motociclistas sin casco?

Si no se hace cumplir son los titulares de las Estaciones de Servicio los que pueden ser sancionados

En 2011 el Concejo Municipal de Rosario sancionó la ordenanza que prohíbe el despacho de combustible a motociclistas que circulen sin casco, una iniciativa criticada por la Cámara de Estacioneros.

La normativa salió luego de un año de análisis en las distintas comisiones que funcionan en el cuerpo legislativo de la ciudad, modificando el Código de Tránsito.

El objetivo es concientizar a los motociclistas sobre la importancia de manejar con casco por el daño que produce no utilizarlo en caso de accidente. La exigencia de su uso rige para conductores y acompañantes.

Si no se hace cumplir son los titulares de las Estaciones de Servicio los que pueden ser sancionados.

En Rosario, la mitad de las motos que son derivadas al corralón municipal son secuestradas porque su conductor no contaba con casco al momento del control vehicular.

Los estacioneros fueron los primeros en criticar esta ordenanza que se incumple desde hace una década, no por estar en contra del espíritu de la misma, sino porque los obliga a tener un rol de policía para el que no están preparados ni autorizados. Por el momento, las estaciones de servicio solo tienen un cartel informativo en los surtidores que informe la existencia de dicha ordenanza.

En Rosario, los valores de las multas varían según la gravedad del hecho, ponderando aquellas que ponen en mayor riesgo a la integridad de las personas.

Las mismas se reglan por el valor del litro de nafta súper, que ajusta a precio dólar y con aumentos reiterados. Cada Unidad Fija (UF) cuesta un litro de nafta súper de la cotización de la línea de bandera nacional (YPF). Conducir bajo los efectos del alcohol, desobedecer los semáforos, efectuar pruebas de velocidad (picadas), exceder la velocidad permitida cuesta entre 150 y 500 UF.

Circular sin casco reglamentario, conducir utilizando celular, no respetar carriles exclusivos, entre 50 y 150 UF.

Estacionar en lugares indebidos (doble fila, sobre parques y plazas, sobre veredas o sendas peatonales; en sectores reservados o delante de rampas de accesibilidad), entre 25 y 75 UF.

Imágenes por: Markus Spiske vía Pexels