Menu

Subastaron una de las primeras computadoras que construyó Steve Jobs

Subastaron una Apple original, una de las primeras computadoras construidas a mano por Steve Jobs y Steve Wozniak hace 45 años

Steve Jobs revolucionó la industria de la tecnología al frente de la compañía Apple, y su legado perdura aún en la actualidad a una década de su muerte. Más aún después que se conociera que fue subastada una de las primeras computadoras que construyó a mano junto a Steve Wozniak, su amigo de la adolescencia con quien fundó la empresa.

La Apple original o Apple I se vendió en la subasta llevada a cabo en California, tierra natal del magnate fundador de la marca de la manzana, a cambio de 400 mil dólares, importante cifra pero bastante menos de las expectativas que había por este emblemático producto, ya que se estimaba que se la podían llevar por hasta 600 mil.

Es una de las 200 fabricadas por la dupla que dio vida a Apple al comienzo de la odisea de la compañía, que pasó de ser un emprendimiento de garaje a convertirse en un gigante valuado en dos billones de dólares. Asimismo, tiene como particularidad que es una de las pocas que fueron revestidas con madera de koa, nativa de Hawái.

Otro de los datos más curiosos sobre esta computadora, es que salió a la venta en julio de 1976 con el curioso precio de 666,66 dólares porque a Wozniak le gustaban los dígitos repetidos, y también porque ellos originalmente la vendieron a una tienda local por 500 dólares, por lo que añadieron un tercio de margen de beneficio. A diferencia de otras computadoras para aficionados de esos días, que se vendía en kits, el Apple I era un tablero de circuitos completamente ensamblado que contenía 62 chips.

Para hacer una computadora funcional, los usuarios todavía tenían que agregar una carcasa, un transformador para fuente de alimentación, el interruptor de encendido, un teclado ASCII, y una pantalla de video compuesto. Más adelante se comercializó una tarjeta opcional que proporcionaba una interfaz para casetes de almacenamiento con un costo de 75 dólares.

A su vez, el uso de un circuito para terminal de computadora incorporado en esta máquina tan emblemática, fue distintivo. Todo lo que se necesitaba añadir era un teclado y un televisor económico como monitor. Las que fabricaba la competencia como el Altair 8800 generalmente se programaban con interruptores de palanca montados en el panel frontal y usaban luces señalizadoras para la salida, (comúnmente LEDs rojos), y tenían que ser extendidas con hardware separado para permitir la conexión a un terminal de computadora o a una máquina de teletipo.

“Fue comprada originalmente por un profesor de electrónica en Chaffey College en Rancho Cucamonga, California, quien luego se lo vendió a uno de sus estudiantes en 1977”, explica la casa de subastas John Moran Auctioneers en su web. El precio en el que se vendió esta computadora está muy lejos del récord para un dispositivo de este tipo, ya que casa Bonhams subastó un Apple-1 funcional que llegó al mercado en 2014 por más de 900 mil dólares. ¿Qué diría Steve Jobs?

Imágenes por: CORTESIA