Menu

Uruguay refuerza el cierre de sus fronteras entre el 21 de diciembre y el 10 de enero

De todas formas, habrá excepciones en algunos ingresos. Para las fiestas prohíben reuniones de más de 10 personas

Uruguay refuerza el cierre de sus fronteras, y suspenderá el ingreso al país desde el 21 de diciembre hasta el 10 de enero, debido al aumento de casos y de fallecidos por coronavirus, según anunció el presidente Luis Lacalle Pou.

“Tomamos la decisión de suspender el ingreso al país entre el 21 de diciembre y el 10 de enero”, dijo el mandatario en conferencia de prensa.

Tras una reunión con su Consejo de Ministro, el mandatario anunció también restricciones y cambios en la capacidad en los ómnibus y los comercios, y también la suspensión de los espectáculos públicos, entre otras medidas preventivas.

“Hay excepciones claramente establecidas, una es el transporte de cargas y el otro es para aquellos uruguayos que tengan un pasaje adquirido al día de la fecha. Esta es una excepción se basa en que ya sabemos cuántos son aproximadamente y es un número no muy grande”, agregó.

“En Uruguay ya se pasó de una etapa de solo brotes de casos a la circulación comunitaria en la zona metropolitana y está en su primera ola de contagios. No habíamos tenido una primera ola aún por el conjunto de medidas que se habían desarrollado”, expresó el investigador Rafael Radi, del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) que trabaja con el gobierno.

Desde fines de noviembre, Uruguay viene experimentando un aumento exponencial de los casos diarios, de los activos y de los fallecimientos, lo que obligó al Ejecutivo a adelantar el anuncio de nuevas medidas.

Radi, quien es profesor titular del Departamento de Bioquímica y director del Centro de Investigaciones Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, señaló que las próximas celebraciones de Navidad y Año Nuevo suponen “un estrés a la situación compleja que ya está viviendo el país”.

“Todos somos susceptibles. Más del 96% de la sociedad es susceptible, el virus tiene un espacio posible donde alojarse y contagiarse. Uno solo puede minimizar la exposición para combatir la COVID-19”, evaluó.

Radi advirtió que el sistema sanitario “corre riesgo de saturación”. Actualmente hay 3.649 casos activos, 44 de ellos se encuentra en cuidados intensivos y ninguno en cuidados intermedios.

Del total de casos positivos confirmados, 860 corresponden a personal de la salud; 630 de ellos ya se recuperaron, 227 están cursando la enfermedad y tres fallecieron.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo en el país, con la aparición de los primeros infectados, se han procesado 528.583 test y se han registrado 10.893 casos positivos de COVID-19; de ese total, 7.142 ya se recuperaron.

Imágenes por: Medium