Menu

Vuelos baratos: ¿cuándo es el mejor momento para comprarlos?

Especialistas en viajes y sitios de turismo aseguran que existen varios “trucos” para conseguir vuelos baratos a todo el mundo

Lógicamente no hay una regla de oro en el tema, aunque sí algunos trucos aprovechables. Estamos hablando del objetivo que se ponen muchas personas que suelen viajar en avión, así sea por trabajo o por placer: conseguir vuelos baratos.

De acuerdo a un estudio que publicó Google tras analizar durante cinco años métricas de su sección Google Vuelos, “el momento en el que miras las fechas de tu viaje es realmente el factor más importante”.

Concretamente, la investigación reafirma un dato conocido prácticamente por todos: quienes compren pasajes muy sobre la fecha del viaje, pueden llegar a pagar el doble o hasta el triple que lo que abonaron personas que compartirán asiento con ellos en las nubes.

Si bien depende del país, de la temporada del año y de si coincide o no con época de vacaciones, para conseguir vuelos baratos habría que comprarlos entre 21 y 38 días antes de la fecha de partida.

El dato de los 21 días de anticipación es compartido por varios otros portales especializados. Uno de ellos, Hopper, asegura que “los precios serán más bajos de tres a seis semanas antes del viaje, aumentando rápidamente en las últimas tres semanas antes de la fecha de salida”.

Otra especie de “leyenda urbana” entre viajeros está relacionada con el día de la semana en el que se compra un ticket aéreo. Sin embargo, esto parece ser algo exagerado: según Google Vuelos, hay una diferencia de apenas el 1,9% en el precio entre pasajes comprados un fin de semana en relación a las operaciones hechas un martes, miércoles o jueves.

No obstante, sí parece haber diferencias cuando hablamos del día del vuelo. Para vuelos nacionales, subirse al avión un lunes, martes o miércoles puede ahorrarte hasta un 20% en relación al precio de resto de los días.

En Argentina, en momentos de tantos problemas económicos, y con el programa PreViaje 3 ya activo, esta información puede valer oro.

Imágenes por: Cortesía