Menu

Vuelven los cines a Buenos Aires. Rosario y Santa Fe siguen esperando a Perotti

El gobierno autorizó el protocolo para que los espectadores puedan volver a los complejos

El gobierno nacional autorizó la reapertura de las salas de cines en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires. Pero en Rosario y en Santa Fe, aún los cines siguen esperando la decisión del gobernador Omar Perotti, que durante toda su gestión reaccionó con lentitud frente a lo que pasaba en otros distritos.

La autorización establece el permiso para los cines de la Ciudad de Buenos Aires, que deberán funcionar con un aforo del 30 por ciento de la sala. En tanto, para Buenos Aires, el foro no podrá superar el 50 por ciento de la sala.

Según indicaron habrá que "mantener la distancia interpersonal de al menos 1.5 metros" por lo cual "se deberán configurar la cantidad de butacas libres que sean necesarias en todas las direcciones".

“Dentro de cada una de las salas de cine la ocupación de butacas contiguas por grupos de convivientes no podrán ser superiores a seis personas y estarán conformadas por butacas contiguas”, señala.

“No se permitirá el desplazamiento de público durante el espectáculo”, indica la norma y agrega la necesidad del “uso de tapabocas, no llevarse las manos a la cara, desinfectar con jabón, detergente y/o alcohol los objetos que se usan con frecuencia, así como controlar la temperatura de los trabajadores previo a la entrada al establecimiento, la cual debe ser menor de 37.5ºC”.

También se deberá Incentivar en el público asistente el uso de medios digitales de compra y pago tanto para las entradas como para los productos comestibles a fin de minimizar la manipulación de dinero.

Se procederá a la desinfección total de la sala antes del comienzo de la proyección y los lentes 3D serán limpiados y desinfectados por el personal de los cines después de cada uso.

Imágenes por: Cortesía