Menu

X pierde hasta 75 millones de dólares, los anunciantes son protagonistas

Marcas líderes como Coca-Cola y Google retiraron su publicidad de X a causa de un escándalo reciente por la aparición de su publicidad junto a contenido antisemita y discriminatorio

Una nueva crisis de anuncios habría generado pérdidas millonarias en X (red social antes conocida como Twitter) de aproximadamente 75 millones de dólares luego de que más de 100 patrocinadores, entre ellos marcas importantes como Coca-Cola, Google, Airbnb, Amazon, Netflix, entre otras, retiraran sus anuncios de la plataforma a causa de un escándalo reciente por la aparición de su publicidad junto a contenido antisemita y discriminatorio.

Este escenario llega varias semanas luego de que X empezara a recuperar antíguos patrocinadores quienes ya se había retirado hace varios meses debido a la pérdida de popularidad de la red social y el rechazo generado por Elon Musk, dueño de la compañía, entre los usuarios de la aplicación.

El impacto de la pérdida no solo económica, sino también de reputación de X ha generado que solo 50 de los 100 mayores anunciantes en Estados Unidos permanezcan fieles a la aplicación y se mantengan gastando por mostrarse en ella.

Sin embargo, información de la empresa de marketing digital, Sensor Tower, indica que esta inversión representa aproximadamente un 45% del dinero que se invertía antes de la compra de Twitter por parte de Elon Musk por 44.000 millones de dólares.

Esta tendencia a la baja presenta un escenario completamente antinatural en términos del mercado publicitario pues es en los meses finales del año en los que se incrementan los ingresos publicitarios. Microsoft (4 millones de dólares) y Netflix (3 millones de dólares) son las pérdidas más grandes experimentadas por X en este periodo.

Si bien la publicidad de las marcas haya sido retirada temporalmente de X (antes Twitter), el resto de patrocinadores ha entado en dudas con respecto a su inversión en la plataforma pues tienen la precepción de que existe un riesgo de que el dinero que invirtieron en la red social pueda financiar directamente a grupos extremistas online por medio del programa de pagos a creadores de contenido.

Por otro lado, incluso los usuarios suscritos a X Premium, el plan de pago mensual de la red social que brinda acceso a herramientas adicionales parta la creación de contenido, sostienen que el programa de reparto de ingresos por publicidad de la aplicación está siendo menos rentable de lo esperado.

Como respuesta, Musk aseguró que esta situación no es de responsabilidad de X pues “no hay mucho que se pueda hacer si los anunciantes boicotean o reducen el gasto en nuestra plataforma”. De modo que mientras que se reducen los anunciantes, la red social utiliza menos dinero para pagar a los creadores por permitir que los anunciantes aparecer al lado de sus publicaciones.

Por su parte, Linda Yaccarino reconoció que hay menos anunciantes en la aplicacion e indicó que algunos se están tomando un “descanso” de la plataforma. Según el medio estadounidense, Bloomberg, Yaccarino tildó de “engañoso y manipulado” el informe de Media Matters que reveló que las publicidades de grandes corporaciones aparecieron junto a contenido de extrema derecha y mensajes antisemitas.

Pese a esta crisis publicitaria, otras marcas eligieron quedarse en X y mantener su pauta como en el caso de la NFL, Walmart, State Farm, Wendy’s, Office Depot, The New York Times, The Washington Post, The Economist, USAA insurance, Formula 1 y Mondelēz International.

Mientras tanto, la revista Forbes confirmó que la actual CEO de la red social ha sido contactada por una gran cantidad de importantes ejecutivos de publicidad que cuestionan por qué ella está arriesgando su reputación personal para proteger el comportamiento de Musk que ha estado perjudicando a la compañía desde el inicio de su gestión como directivo de la compañía.

Imágenes por: cortesia